Junta Ejecutiva

La Junta Ejecutiva es el órgano de gobierno del PMA. Está integrada por 36 Estados Miembros de las Naciones Unidas o de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y se encarga de dar apoyo intergubernamental y orientación normativa a las actividades del PMA y de supervisar tales actividades.

Los poderes y funciones de la Junta son:

  • formular y coordinar políticas de ayuda alimentaria a corto y largo plazo;
  • ejercer la supervisión intergubernamental y la dirección de la gestión del PMA;
  • examinar, modificar, según proceda, y aprobar los programas, proyectos y actividades que el Director Ejecutivo le  presente (delegando en el él las facultades que considere necesarias para esas aprobaciones);
  • revisar la administración y ejecución de los programas, proyectos y actividades aprobados del PMA, e
  • informar anualmente al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y al Consejo de la FAO sobre los programas, proyectos y actividades del PMA.

La Junta intenta adoptar sus decisiones por consenso e incumbe al Presidente garantizar que se haga todo lo posible para alcanzar dicho consenso. Sólo en las raras ocasiones en que el Presidente estime que no es posible lograr el consenso, el Presidente podrá someter una decisión a votación (véase el Artículo IX.2 del Reglamento de la Junta).

El primer órgano de gobierno del PMA fue el Comité Intergubernamental (IGC), que celebró su primer período de sesiones en 1962. El Comité de Políticas y Programas de Ayuda Alimentaria (CPA) sustituyó al IGC en 1976, y se convirtió en la Junta Ejecutiva en 1996.

El Director Ejecutivo del PMA está al frente de la Secretaría del PMA. Es nombrado conjuntamente por el Secretario General de las Naciones Unidas y el Director General de la FAO, en consulta con la Junta Ejecutiva.

Los cuatro idiomas oficiales de la Junta son el árabe, el español, el francés y el inglés, y (Artículo XIV). Se podrán concertar arreglos especiales para el chino y el ruso.